Tipos de cuerpo de culturismo



Cuando realiza entrenamiento de fuerza o entrenamiento de fuerza, es importante conocer su tipo de cuerpo específico. No todas las personas son iguales y no todas pueden ganar masa muscular de la misma manera. ¿Sabes lo que dicen que la genética juega un papel muy importante en tu tamaño? No están bromeando. Esto no quiere decir que la genética sea el único factor. Aprenda cómo la genética juega un papel en el culturismo.

Si bien a algunas personas les resultará más fácil ganar músculo y perder grasa, la conclusión es que, independientemente del tipo de cuerpo que sea, no llegará demasiado lejos sin trabajo duro y dedicación.

Al observar los diferentes tipos de cuerpos, es importante tener en cuenta que, si bien hablaremos de los tres tipos principales de cuerpos: ectomorfo, mesomorfo y endomorfo, no es tan difícil. Puede (y probablemente lo hará) caer en más de una de estas categorías. Es muy probable que su tipo de cuerpo contenga las características de cada uno de los tres pantanos.

Para determinar su tipo de cuerpo, debe mirar hacia atrás en su adolescencia para determinar qué características poseía su tipo de cuerpo antes de que los cambios debidos a la edad y el estilo de vida los convirtieran en lo que son hoy.

Ectomorfo

Un ectomorfo generalmente se caracteriza por un cuerpo delgado y delgado. Esta persona tiene dificultades para ganar peso y el crecimiento muscular tarda mucho más y es más difícil de mantener. El ectomorfo es muy delgado, con poca grasa y por lo general muy poca masa muscular. Estas personas tienden a verse como atletas resistentes como corredores de maratones de larga distancia o supermodelos altos y muy delgados.

Si pertenece a esta categoría, eche un vistazo a los miembros de su familia. Es posible que haya heredado una predisposición a ser delgada. Un ectomorfo necesita agregar más calorías a su dieta. La forma de hacer esto no es comer más, sino comer más calorías que unas pocas menos. Al agregar de quinientas (500) a mil (1000) calorías adicionales por día durante cinco (5) a siete (7) comidas, está capacitando a su sistema para que use más calorías.

Mire los alimentos que está consumiendo actualmente y luego agréguelos o busque otras fuentes de alimentos que sean más altas en calorías. Agregue frutas secas además de las frescas, o tal vez coma más nueces y granos. Como ectomorfo, puede aumentar su ingesta de grasas a aproximadamente un treinta (30) por ciento, pero asegúrese de consumir la mayoría de las fuentes de grasas insaturadas, como el pescado y el aceite vegetal.

Ectomorfo: ejercicio

Cuando se trata de ejercicio, el ectomorfo debe restringir las actividades externas que no sean el entrenamiento de resistencia. Para desarrollar músculo, casi toda tu fuerza debe estar dirigida al entrenamiento de resistencia con pocas repeticiones y pesos pesados. También necesitará descansar más debido a la carga pesada. Los entrenamientos deben tener una diferencia de entre cuarenta y ocho (48) horas y setenta y dos (72) horas.

Concéntrese en movimientos complejos como peso muerto, sentadillas, descenso de la latitud inversa y press de banca inclinado. La idea es desarrollar masa apuntando a varios grupos de músculos importantes a la vez para que tengas suficiente tiempo para recuperarte y luego ocúpate de la definición.

Mesomorfo

Un cuerpo firme y musculoso con un aspecto más maduro suele caracterizar a un mesomorfo. Esta persona no tiene ningún problema en particular para ganar o perder peso y tiene la capacidad de ganar masa muscular rápidamente. Estos son tipos de «cuerpos hermosos» que tienen problemas menores de sobrepeso o sobrepeso. Por lo general, estas personas pueden comer lo que quieran y saltarse los entrenamientos con poco o ningún efecto visible. Este don de la genética permite una amplia variedad de dietas y ejercicios. Estas personas pueden entrenar para desarrollar masa y definición casi simultáneamente.

El mesomorfo debe esforzarse por comer de manera constante una dieta saludable y bien balanceada que limite la ingesta de grasas a aproximadamente el veinte (20) por ciento en cuatro (4) a seis (6) comidas al día.

La ingesta de proteínas debe estar entre 1 y 1,5 gramos por libra de peso corporal. Una de las trampas de este tipo de cuerpo es que una persona puede volverse complaciente si se salta muchos entrenamientos o cree que puede dejar una dieta saludable y obtener más desierto sin ningún daño.

Tipos de culturismo y su dieta

Es importante para todos, incluidas estas personas, seguir una dieta saludable y hacer ejercicio de manera constante porque las enfermedades y los problemas de salud no juegan ningún papel, no importa lo feliz que esté con su genética. La nutrición es fundamental para desarrollar músculo. El impacto de la mala nutrición y la falta de concentración se hará evidente con el tiempo, especialmente en los últimos años, cuando su metabolismo comienza a ralentizarse.

El ejercicio debe ser constante, incluido el entrenamiento de resistencia dos o tres veces por semana y el ejercicio aeróbico todos los días o los fines de semana. Prioriza tus entrenamientos para lograr los objetivos que deseas lograr. Como mesomorfo, tienes mucha libertad, pero no lo des por sentado.

Endomorfo

El endomorfo es un tipo de culturismo que suele caracterizarse por un cuerpo blando y redondeado y suele ser una persona alta. Esta persona tiene problemas de pérdida de peso, pero suele ganar músculo con bastante facilidad. Estas personas tienden a ser pesadas con un alto porcentaje de grasa y músculo. Las personas como los jueces de línea de fútbol o las personas obesas pueden ser ejemplos de quienes entran en esta categoría. La dieta y el ejercicio son de suma importancia para este tipo de cuerpo. Lo primero que debe hacer es comenzar comiendo comidas más pequeñas varias veces al día.

Divida las comidas cada 2-3 horas, 4-6 veces al día. Empezarás a acelerar tu metabolismo. Nunca coma alimentos con 2 carbohidratos uno al lado del otro, ya que esto promueve el almacenamiento de grasa y permite que el cuerpo se acostumbre a comer carbohidratos. Los carbohidratos se convierten en el combustible predominante cuando el objetivo es convertir su metabolismo en grasa. Otro factor importante es consumir la mayoría de las calorías (especialmente los carbohidratos) temprano en el día. Además, coma más proteínas con sus comidas.

La idea aquí es evitar comer por la noche para reducir las calorías. Esto conduce a un aumento de grasa. Una buena regla a seguir es decidir cuándo te vas a dormir y hacer un respaldo 3 o 4 horas después de esa hora. Este es el momento en el que debería haber terminado su última comida. Otra cosa para recordar es beber mucha, mucha agua.

Cambios en su sistema

Los cambios que tendrán lugar en su sistema requerirán mucha agua para acelerar su metabolismo. También será eficaz en la eliminación de subproductos y toxinas de desecho. La dieta debe tener un alto contenido de fibra, como frutas, verduras, cereales integrales y frijoles. Un factor importante es el consumo de proteínas magras, evitando en la medida de lo posible los productos lácteos. Permítase comer la comida que le guste, pero tenga cuidado con sus elecciones.

Independientemente del tipo de cuerpo de culturismo, existe un plan de ataque que le ayudará a obtener los resultados que busca. La idea es aceptar el tipo de cuerpo que es y luego seguir un plan de acción para comer y hacer ejercicio para ese tipo de cuerpo. Recuerde, no importa cuál sea su tipo de cuerpo, nada reemplaza el trabajo duro, la dedicación y la perseverancia para lograr sus objetivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *